Enfermedades ano rectales - Dr. Luis Abraham Jonguitud Muro

Enfermedades ano rectales

Los problemas del ano son más comunes de lo que usted cree. En ocasiones las personas no acuden al médico por pudor o pena, pero usted no tiene porque padecerlos ya que son muy incómodos y dolorosos y de no atenderse pueden agravarse y afectar seriamente su salud.

Los padecimientos ano rectales incluyen hemorroides, abscesos, fisuras y cáncer.

A usted le puede dar vergüenza hablar sobre sus problemas anales, pero es importante que nos los diga, sobre todo si tiene dolor o sangramiento. Recuerde que todo lo que usted nos diga en consulta médica tiene carácter confidencial y siempre recibirá un trato digno y respetuoso. Mientras más detalles nos dé sobre el problema, le podremos ayudar de mejor manera. Los tratamientos varían según el problema en particular.

Estas son las enfermedades que atendemos

Enfermedad hemorroidal

Las hemorroides son conglomerados vasculares que, dependiendo de ciertos factores de riesgo, pueden aumentar de volumen y eventualmente ser responsables de una serie de molestias, sin embargo, generalmente no producen dolor hasta que presentan alguna complicación.

Dependiendo de la forma en que se manifieste la enfermedad, el tratamiento podrá ser conservador si se hace el diagnóstico correcto durante el primer episodio, o quirúrgico si el tratamiento médico no funciona.

Hoy en día existe la opción de hemorroidectomía sin dolor, una técnica innovadora en la que se disminuye el flujo sanguíneo hacia las hemorroides, disminuyendo su tamaño y el sangrado. Este procedimiento se llama desarterialización hemorroidal o THD® 

Se puede llevar a cabo de forma ambulatoria, no se producen heridas, por lo que el dolor es prácticamente nulo, y permite reincorporarse rápidamente a las actividades cotidianas.
No todas las molestias a nivel del ano son ocasionadas por enfermedad hemorroidal..

Abscesos y fístulas anales

La mayoría de las ocasiones forman parte de la misma enfermedad en dos etapas diferentes, la etapa aguda representada por el absceso y la crónica por la fístula. El absceso se caracteriza por aumento de volumen súbito, con dolor progresivo que se hace intolerable, en ocasiones acompañado por fiebre o molestias urinarias, si no se atiende de forma oportuna y dependiendo de las características del paciente puede drenar de forma espontánea o complicarse con alguna infección compleja como la fascitis o gangrena de Fournier. Una vez que el absceso ha sido drenado existe un 50% de probabilidad de que se forme una fístula anal, misma que deberá ser resuelta a través de algún procedimiento quirúrgico. Las fístulas tienen mayor relevancia cuando comprometen la función del esfínter y por lo tanto la continencia. Si se trata de una fístula compleja habrá que seleccionar la mejor técnica quirúrgica para evitar el deterioro de la continencia. En estos casos el ultrasonido endoanal es vital para valorar los músculos que componen el esfínter y su relación con la fístula o el absceso según sea el caso.


Restitución del Tránsito Colónico por Laparoscopia después de Hinchey III, trabajo en video, presentado durante el 1er Congreso Internacional Conjunto en Coloproctología. Sociedad Mexicana de Cirujanos del Recto y Colon A.C. y Colegio Mexicano de Especialistas en Coloproctología. Jonguitud Muro Luis Abraham, Rojas Illanes Moisés, Rubio Martínez Briseida, Los Cabos, Baja California, del 13 al 16 de julio de 2012.


Sigmoidectomía Laparoscópica por Pneumatosis Quística Intestinal, trabajo en video, presentado durante el 1er Congreso Internacional Conjunto en Coloproctología. Sociedad Mexicana de Cirujanos del Recto y Colon A.C. y Colegio Mexicano de Especialistas en Coloproctología. García Rivas María del Carmen, Jonguitud Muro Luis Abraham, Rojas Illanes Moisés, Los Cabos, Baja California, del 13 al 16 de julio de 2012.

Fístulas anales

Incontinencia fecal

Si bien no es una enfermedad específica sino más bien el signo de un padecimiento subyacente, se trata de un padecimiento relativamente frecuente, sin embargo, ante el miedo de la estigmatización social los pacientes no son tan abiertos al hablar de este tema. Es más común en mujeres, sobre todo si existe el antecedente de un parto difícil. Puede existir incontinencia a gases si se trata de incontinencia leve, o a líquidos o sólidos si se trata de un cuadro más severo. Otros factores que pueden afectar la continencia son algunos procedimientos quirúrgicos, enfermedades del sistema nervioso o incluso la diabetes.


El diagnóstico puede ser establecido a través de diferentes estudios como el ultrasonido endoanal y la manometría anorrectal, en ocasiones se requiere de estudios complementarios, como una colonoscopia, defecografía, electromiografía o resonancia magnética.
El tratamiento dependerá de la causa de la incontinencia y se pueden lograr resultados satisfactorios a través de terapias específicas de re-entrenamiento del complejo esfintérico, o biofeedback, a través de neuroestimulación o mediante algún procedimiento quirúrgico.

Condilomas

Son verrugas, ocasionadas por el virus del papiloma humano, que se transmiten a través del contacto directo. Pueden ser únicos o múltiples, localizarse únicamente al margen del ano o dentro del conducto anal. Las verrugas se pueden eliminar, sin embargo, el virus no, por lo que es indispensable el seguimiento ya que se asocian a un riesgo incrementado de cáncer anal.

Acerca Nosotros
Especialista en enfermedades de colon, recto y ano. Coloproctología, colonoscopias, enfermedad inflamatoria intestinal, cirugía laparoscópica de colon y recto, trastornos del piso pélvico, ultrasonido endoanal-endorrectal, Biofeedback, incontinencia, estreñimiento.

Ced. Profesional: 4881756

Ced. Especialidad: 8025575

Ced. Especialidad: 8284345

Menú:
Inicio
Servicios
Experiencia
Contacto